fbpx

Las dietas no eran el camino

Hacía cosas y no perdía peso. Mil dietas y siempre volvía a lo mismo. No me apetecía ir a la playa porque no me sentía bien contigo misma.

Quise empezar porque no trabajas con dieta estricta, me interesaba conseguir el cambio de hábitos. Ahora me siento mejor conmigo misma, noto que me he desinflamado mogollón y estoy más ágil.

Siempre has sido un apoyo, aunque no te tuviera físicamente.

Davinia | 41 años